Como Prevenir Leishmaniosis Canina

leishmaniosis-canina

LEISHMANIOSIS CANINA.

¿Qué es la leishmaniosis canina?flebótomo

Se trata de una enfermedad causada por un parásito sanguíneo, el cual se introduce en el organismo de nuestras mascotas a través de la picadura de un mosquito llamado flebótomo. Por eso esta enfermedad se conoce popularmente como “la enfermedad del mosquito”.

 

¿Cómo afecta a nuestra mascota?

La leishmania es un protozoo sanguíneo, qué significa esto, pues que es como una microorganismo que se introduce dentro de las células sanguíneas del organismo animal, con lo cual puede llegar a cualquier parte produciendo diversidad de síntomas: dermatitis (úlceras que no curan, descamación), uñas muy largas, sangrados espontáneos por nariz o en las heces, daños articulares, problemas gástricos y anorexia, afecciones hepáticas y renales que muchas veces dan la cara cuando el animal ya está muy mal (con apatía, vómitos, beben mucha agua).

 

leishmaniosis-canina-pastor-aleman

Todos estos signos aparecen de forma arbitraria.

Si no se detecta a tiempo la mayoría de las veces acaba con la vida del animal.

¿Tiene tratamiento?

Sí. Pero requiere de dedicación y compromiso por parte del dueño de la mascota, tener en cuenta que va a ser de por vida (ya que es imposible eliminarlo totalmente), y principalmente haberlo cogido a tiempo, ya que la medicación en los casos más graves debe ser agresiva y si el riñón está afectado ésta no puede aplicarse porque dañaría aún más al órgano.

¿Dónde habita su vector o medio de transporte, el flebótomo?

Habitualmente su hábitat ideal son las zonas templadas, con una humedad alta, con poca luz y mucha vegetación.

habitat-leishmaniosis-caninaRefiriéndonos a nuestra zona, que es el Bajo Guadalentín, y en concreto en nuestra Localidad (Totana), puede hallarse en terrenos cercanos al Río Guadalentín, ya que por ahí pasan aguas fecales, crecen matorrales y hay gran cantidad de conejos, y si no hay una fumigación controlada la población de mosquitos en verano puede ser masiva. También los huertos totaneros cercanos al trasvase, pero también rodeados de gran vegetación, ramblas.

Hoy día se ven casos de leishmaniosis prácticamente por todo el perímetro de la localidad, sea cual sea la zona donde se viva. Ya que el clima mediterráneo es el ideal para este vector, estando activo desde el mes de Marzo hasta el mes de Octubre.

¿Qué podemos hacer para evitarlo?

Lo fundamental es intentar evitar que les pique el mosquito a nuestros perros. Cómo, pues mediante productos repelentes aplicados en la piel como son las pipetas, o los collares cuyo efecto repelente es más duradero.

Tener nuestros campos desinfectados y limpios de hierbas, a ser posible no tener cerca aguas estancadas que no se limpien de forma habitual.

Evitar pasear al perro a las horas del anochecer y el amanecer, pues es cuando hay una cierta humedad y poca luz, ideal para que las hembras de flebótomo salgan a alimentarse. Y si nuestro perro vive en el exterior que tenga una caseta donde refugiarse.

Por otra parte podemos reforzar las defensas de nuestra mascota contra la leishmania mediante medicamentos que estimulan la respuesta inmune específica del organismo animal para este tipo de enfermedad. Ya que las defensas que suelen crear no son las adecuadas para combatir al parásito, ya que éste es capaz de esconderse en las propias células sanguíneas y esquivar los anticuerpos defensivos. Por lo que el sistema inmune de nuestra mascota debe crear células más fuertes que ataquen al parásito, esto es lo que se llama respuesta inmune tipo Th1.

¿Cuáles son estos medicamentos?

Una opción es la vacuna que hace un par de años se desarrolló, la cual tiene una efectividad del 70%.

Otra opción es un jarabe promotor de esa inmunidad, el cual se da una vez al día durante 30 días, se descansan 3 meses, y se vuelve a repetir, así a lo largo de todo el año. La eficacia de este producto es mayor a la de la vacuna.

Ambos medicamentos ayudan a no padecer la enfermedad.

PERO... ni unos ni otros garantizan al 100% que a tu perro no le pique el mosquito ni que no padezca la enfermedad. Repelentes y potenciadores de la inmunidad van unidos de la mano con un mismo objetivo: “Combatir ese dura enfermedad que está haciendo estragos en la zona mediterránea, la Leishmaniosis. Y que además resulta ser una zoonosis, es decir, puede afectar a personas inmunodeprimidas.”

Artículo escrito por Natividad Cánovas.

Para saber más información sobre el tema, visítanos en C/ Teniente Pérez Redondo Nº 9, donde te atenderemos encantados.

Tlf: 968 96 01 85

Urgencias: 636 89 58 37

Nuestra misión: ayudar a tu mascota a tener una vida más saludable.

Comparte si te gusto Share on Facebook

Facebook

Leave A Response

* Denotes Required Field